santo rosario 
por las vocaciones

MISTERIOS gloriosos

- Dios mío ven en mi auxilio

     - Señor, date prisa en socorrerme.

- Gloria al Padre, al Hijo...

     - Como era en el principio...

HIMNO

Dios te salve, María,
comprensiva por ser mujer y madre
eres vida, dulzura y esperanza.
Dios te salve.

Entre muerte y dolor desterrados,
los hombres te llamamos;
en el valle de lágrimas, perdidos,
te buscamos.

Dios te salve, María...

Abogada del mundo,
esos ojos de paz al hombre vuelve;
muéstranos a Jesús, fruto bendito
de tu vientre.

Dios te salve, María...

Clementísima Madre,
compañera en el áspero camino,
ruega a Dios que alcancemos las promesas
de tu Hijo.

Dios te salve, María...

PRIMER MISTERIO:

La resurrección del Hijo de Dios

Pidamos a la Virgen que los sacerdotes y las personas consagradas, con su alegría y esperanza, den testimonio de Cristo resucitado.

" Pasado el sábado, al alborear el primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro. De pronto hubo un gran terremoto: el ángel del Señor bajó del cielo, se acercó, rodó la piedra del sepulcro y se sentó en ella. Su aspecto era como el del relámpago y su vestido blanco como la nieve. Al verle los guardias, se pusieron a temblar y se quedaron como muertos
....
Entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado a la derecha, vestido con una túnica blanca y se asustaron. Pero él les dijo: "No os asustéis; buscáis a Jesús Nazareno, el crucificado, resucitó, no está aquí

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

SEGUNDO MISTERIO:

la ascensión del señor al cielo

Oremos para que los jóvenes de hoy busquen el sentido de la vida y la verdadera felicidad, que es Dios revelado en Jesucristo.

"Después les dijo: "Estas son las cosas que os hablé estando todavía con vosotros: Que era necesario que se cumpliera todo lo escrito sobre mí en la Ley de Moisés, en los profetas y en los Salmos".

Entonces les abrió la inteligencia para que entendieran las Escrituras.
...
Después los llevó hasta cerca de Betania y, alzando las manos, los bendijo.

Y mientras los bendecía, se separó de ellos y era llevado al cielo.

Ellos, después de adorarle, se volvieron a Jerusalén con gran gozo. Y estaban continuamente en el Templo, bendiciendo Dios.

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

Tercer misterio:

la venida del espíritu santo

Pidamos a la Virgen que cuide de los que se preparan en los Seminarios para ser Apóstoles de su Hijo y reciban con abundancia los dones del Espíritu Santo.

" Entonces, desde el monte que llaman de los Olivos, que dista poco de Jerusalén, lo que se permite caminar en sábado, se volvieron a la ciudad... Todos ellos se dedicaban a la oración en común, juntamente con algunas mujeres, además de María, la madre de Jesús y sus parientes."

" Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De repente un ruido del cielo, como de viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban, y vieron aparecer unas lenguas como de fuego que se repartían posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse."

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

 

Cuarto misterio:

la asunción de maría al cielo.

Roguemos a María que los sacerdotes y las personas consagradas vivan con fidelidad y gozo la castidad consagrada.

"La Virgen Inmaculada, preservada de toda mancha de pecado original, terminado el curso de su vida en la tierra, fue llevada a la gloria del cielo y elevada al trono por el Señor como Reina del universo, para ser conformada más plenamente a su Hijo, Señor de los Señores y vencedor del pecado y de la muerte." (Catecismo nº 966)

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

 

Quinto misterio

Coronación de maría como
reina y señora
de todo lo creado

 

Pidamos a María para que todos los cristianos, laicos, sacerdotes y vida consagrada, colaboremos en la construcción del Reino de Dios, cada cual según nuestra vocación.

"Todas las generaciones me llamarán bienaventurada" (Lc 1, 48): "La piedad de la Iglesia hacia la Santísima Virgen es un elemento intrínseco del culto cristiano" (MC 56). La Santísima Virgen "es honrada con razón por la Iglesia con un culto especial. Y, en efecto, desde los tiempos más antiguos, se venera a la Santísima Virgen con el título de ´Madre de Dios´, bajo cuya protección se acogen los fieles suplicantes en todos sus peligros y necesidades... Este culto... aunque del todo singular, es esencialmente diferente del culto de adoración que se da al Verbo encarnado, lo mismo que al Padre y al Espíritu Santo, pero lo favorece muy poderosamente (LG 66); encuentra su expresión en las fiestas litúrgicas dedicadas a la Madre de Dios y en la oración mariana, como en el Santo Rosario, "síntesis de todo el Evangelio" (Pablo VI, MC 42).

(Del Catecismo de la Iglesia Católica nº 971)

PADRE NUESTRO...
10 AVEMARÍAS
GLORIA AL PADRE...

Mientras recorres la vida,
tú nunca solo estás.
Contigo por el camino,
Santa María va.

letanias

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial, 
ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo, 
Dios, Espíritu Santo, 
Santísima Trinidad, un solo Dios,

Santa María, 
ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las Vírgenes,
Madre de Cristo, 
Madre de la Iglesia, 
Madre de la divina gracia, 
Madre purísima, 
Madre castísima, 
Madre siempre virgen,
Madre inmaculada, 
Madre amable, 
Madre admirable, 
Madre del buen consejo, 
Madre del Creador, 
Madre del Salvador, 
Madre de misericordia, 
Virgen prudentísima, 
Virgen digna de veneración, 
Virgen digna de alabanza, 
Virgen poderosa, 
Virgen clemente, 
Virgen fiel, 
Espejo de justicia, 
Trono de la sabiduría, 
Causa de nuestra alegría, 
Vaso espiritual, 
Vaso digno de honor, 
Vaso de insigne devoción, 
Rosa mística, 
Torre de David, 
Torre de marfil, 
Casa de oro, 
Arca de la Alianza, 
Puerta del cielo, 
Estrella de la mañana, 
Salud de los enfermos, 
Refugio de los pecadores, 
Consoladora de los afligidos, 
Auxilio de los cristianos, 
Reina de los Ángeles, 
Reina de los Patriarcas, 
Reina de los Profetas, 
Reina de los Apóstoles, 
Reina de los Mártires, 
Reina de los Confesores, 
Reina de las Vírgenes, 
Reina de todos los Santos, 
Reina concebida sin pecado original, 
Reina asunta a los Cielos, 
Reina del Santísimo Rosario, 
Reina de la familia, 
Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 
perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 
escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, 
ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. 
Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.



EVANGELIO DEL DÍA

rezo o canto del Magníficat

Proclama mi alma
la grandeza del Señor
se alegra mi espíritu
en Dios mi salvador;
porque ha mirado
la humillación de su esclava.

Desde ahora
me felicitarán
todas las generaciones,
porque el Poderoso
ha hecho obras grandes por mí;
su nombre es santo
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

El hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos
los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.

Auxilia a Israel su siervo,
acordándose de su misericordia
-como lo había prometido
a nuestros padres-
en favor de Abraham
y su descendencia por siempre.

Gloria al Padre...

Como era en el principio...

oración de petición

dios te salve, Reina  y madre...

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida, dulzura y esperanza nuestra:
Dios te salve.

A ti llamamos los desterrados hijos de Eva;
a ti suspiramos gimiendo y llorando,
en este valle de lágrimas.

Ea, pues, Señora, abogada nuestra,
vuelve a nosotros
esos tus ojos misericordiosos,
y, después de este destierro,
muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.

¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!

oración

María, humilde sierva del Altísimo,
el Hijo que engendraste te ha hecho sierva de la humanidad.

Tu vida ha sido un servicio humilde y generoso:
Has sido sierva de la Palabra cuando el Ángel
te anunció el proyecto divino de la salvación.
Has sido sierva del Hijo, dándole la vida
y permaneciendo abierta al misterio.
Has sido sierva de la Redención,
permaneciendo valientemente al pie de la Cruz,
junto al Siervo y Cordero sufriente,
que se inmolaba por nuestro amor.
Has sido sierva de la Iglesia, el día de Pentecostés
y con tu intercesión continúas generándola en cada creyente,
también en estos tiempos nuestros, difíciles y atormentados.

A ti, joven Hija de Israel,
que has conocido la turbación del corazón joven
ante la propuesta del Eterno,
dirijan su mirada con confianza
los jóvenes del tercer milenio.
Hazlos capaces de aceptar la invitación de tu Hijo
a hacer de la vida un don total para la gloria de Dios.
Hazles comprender que servir a Dios satisface el corazón,
y que sólo en el servicio de Dios y de su Reino
nos realizamos según el proyecto divino
y la vida llega a ser himno de gloria a la Santísima Trinidad.

Amén

(Juan Pablo II)

bendición

el Señor nos bendiga
nos guarde de todo mal
y nos lleve a la vida eterna