Catecismo de la Iglesia Católica

portada Catecismo de la Iglesia Católica

En esta presentación auténtica y sistemática de la fe y de la doctrina católica la catequesis encontrará un camino plenamente seguro para presentar con renovado impulso a los hombres de nuestro tiempo el mensaje cristiano en todas y cada una de sus partes. Todo catequista podrá recibir de este texto una sólida ayuda para transmitir, en el ámbito de la Iglesia local, el único y perenne depósito de la fe, tratando de conjugar, con la ayuda del Espíritu Santo, la admirable unidad del misterio cristiano con la multiplicidad de las necesidades y de las condiciones de vida de aquellos a quienes va destinado este anuncio. Toda la actividad catequética podrá experimentar un nuevo y amplio impulso en el Pueblo de Dios si acierta a valorar y a utilizar rectamente este Catecismo postconciliar.
(Carta Apostólica « LAETAMUR MAGNOPERE » por la que se aprueba la edición típica latina
del Catecismo de la Iglesia Católica (San Juan Pablo II)

En orden a un mayor aprovechamiento de los valores del Catecismo y para responder a la petición del Congreso Catequético Internacional de 2002, Juan Pablo II instituía en 2003 una Comisión especial, presidida por mí, como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, con el encargo de elaborar un Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, que recogiera una formulación más sintética de los mismos contenidos de la fe.

Ante todo, el Compendio no es una obra autónoma ni pretende de ningún modo sustituir al Catecismo de la Iglesia Católica: más bien remite a él constantemente, tanto con la puntual indicación de los números de referencia como con el continuo llamamiento a su estructura, desarrollo y contenidos. El Compendio, además, pretende despertar un renovado interés y aprecio por el Catecismo, que, con su sabiduría expositiva y unción espiritual, continua siendo el texto de base de la catequesis eclesial de hoy

(Introducción al Compendio por Joseph Card. Ratzinger, presidente de la comisión de elaboración del compendio)

La importancia del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica, nos ha impulsado a realizar esta guía para su lectura y estudio tanto personal como en grupo.

Así, pues, esta guía: "Para dar razón de nuestra fe", puede sin duda ser de gran utilidad para los catequistas, ya qu estos encontrarán en este curso un camino de formación permanente y abundantes sugerencias para su vocación y misión al servicio de la fe. También puede ofrecerse para aquellos que se acercan a la Iglesia solicitando el Bautismo y se les propone el catecumenado bautismal. Como tercer grupo de destinatarios señalamos a jóvenes y adultos que se preparan al Sacramento de la Confirmación y que encontrarán en este curso una síntesis de fe adecuada para completar la Iniciación cristiana. Les será igualmente de mucha utilidad a todos aquellos que, en un momento concreto de sus vidas, buscan redescubrir su fe y profundizar en la vida cristiana- (Obispos españoles)

Se ha elaborado un YOUCAT para los jóvenes. Espero que muchos jóvenes se dejen fascinar por este libro. Algunas personas me dicen que a los jóvenes de hoy no les interesa esto. Yo no estoy de acuerdo y estoy seguro de tener razón. Los jóvenes de hoy no son tan superficiales como se dice de ellos. Quieren saber qué es lo verdaderamente importante en la vida. Una novela policíaca es fascinante porque nos mete en el destino de otras personas, que podría ser también el nuestro. Este libro es fascinante porque habla de nuestro propio destino y por ello nos afecta profundamente a cada uno.

Por eso os invito: ¡estudiad el Catecismo! Es mi deseo más ardiente. Este Catecismo no os regala los oídos. No os lo pone fácil. Pues os exige una vida nueva. Os presenta el mensaje del Evangelio como la «perla de gran valor» (Mt 13,46), por la que hay que dejarlo todo. Por eso os pido: ¡estudiad el Catecismo con pasión y constancia! ¡Dedicadle tiempo! Estudiadlo en el silencio de vuestro cuarto, leedlo con un amigo, formad grupos de trabajo y redes, intercambiad opiniones en Internet. ¡De cualquier forma, mantened conversaciones acerca de la fe!

Tenéis  que saber qué es lo que creéis. Tenéis que conocer vuestra fe de forma tan precisa como un especialista en informática conoce el sistema operativo de su ordenador, como un buen músico conoce su pieza musical.

(Papa emérito Benedicto XVI en la presentación del Youcat)

Os entregamos el Catecismo "Esta es nuestra fe, esta es la fe de la Iglesia"

Al escribirlo, los Obispos hemos querido recoger en él lo que el Señor nos ha ido enseñando a fin de que, en vuestras manos,  sea el instrumento que os ayude a fortalecer vuestra fe y a dar razón, ante los hombres, de vuestra vocación y esperanza cristiana (Ver 1Pe 3, 15).

Este Catecismo se destina, en primer lugar, a aquellos cristianos más jóvenes que, después de celebrar la primera comunión, continúan iniciándose en la vida de la Iglesia. Pero se ha escrito también pensando en las familias, en los catequistas y en los responsables de nuestras catequesis. Deseamos que éste sea el libro básico de la fe que los católicos puedan releer, a lo largo de su vida para:
          * Mantener siempre vivo el símbolo de la fe que profesan.
          * Celebrar los santos misterios de la salvación en la liturgia.
          * Manifestar en sus obras los compromisos de su bautismo.

                                                                   Los Obispos de España