¡DANOS TU FE, MARÍA!
Javier Leoz

 Para que Dios nazca en nosotros
sin pedir nada a cambio
y, sea nuestro corazón,
una cálida cuna
donde Jesús encuentre
cobijo y consuelo.

¡DANOS TU FE, MARIA!

Para que, en estas horas
de santa tensión,
donde el cielo y la tierra
juegan a juntarse
podamos también nosotros
hambrearel manjar de Amor
que se sirve en Belén.

¡DANOS TU FE, MARIA!

Queremos que, Tú, seas una puerta
por la que podamos entrar
y disfrutar del Misterio de Dios humanado.
Una puerta que,
cuando se abra desde fuera
entendamos y comprendamos
que es Dios quien lo hace desde dentro
que es Dios quien tira desde el cielo.

¡DANOS TU FE, MARIA!

Para que no vacilemos
ni en el amor ni en la fe
Para que nos pongamos
en camino hacia Aquel que viene
Para que seamos heraldos
de la Buena Noticia
Para que, el Niño
que quiere salir de tus entrañas,
encuentre aquí y ahora
hermanos que le amen,
le ayuden y le sigan

¡DANOS TU FE, MARIA!

Para que Dios
esté pronto con nosotros
Para que nosotros,
pronto estemos con El
Para que creamos, aun sin ver
Para que aún sin ver,
creamos por encima de todo

¡DANOS TU FE, MARÍA!

Sólo así, podremos vivir,
celebrar, cantar y festejar
el encanto de la Navidad.
Sólo así,podremos conocer,
sentir, vivir,amar,
testimoniar y celebrar
al DIOS que viene pequeño
por Navidad

 

 


TE ESPERO, SEÑOR
Javier Leoz

 Con María,
la que no teniendo nada
al tener en sus brazos, Jesús,
lo tendrá todo
Con José,
con sus dudas y sombras,
pero con respuestas
después de un dulce sueño

TE ESPERO, SEÑOR

Porque, más allá de luces artificiales
necesito de una luz más eterna e interior

Como la de María: llena de Dios

Como la de José: soplada por la voluntad del Creador

TE ESPERO, SEÑOR

Para ser feliz y , con tu nacimiento,

ser mejor e intentando cambiar a mejor

Para darme, y al ver cómo tú naces,

descubrir que, es en la pequeñez,

donde siempre podré encontrar a Dios

TE ESPERO, SEÑOR

Con la confianza de María,

con mi corazón abierto

para que no pases de largo

Con la serenidad de José,

con mis pasos firmes

para que nada me aparte de TI.

TE ESPERO, SEÑOR

Ven pronto…ilumina mi camino

No tardes….temo  cansarme por esperarte

Ilumina al mundo….que dice no necesitarte

TE ESPERO, SEÑOR

Javier Leoz

 

 


QUE NO ME DUERMA, SEÑOR
Javier Leoz

Así, cuando llegues  y llames a mi puerta
encuentres mi mente despierta,
mi corazón inclinado totalmente a Ti
mis pies sin haberse desviado de tu camino
y mis manos, ¡ay mis manos!,
volcadas de lleno
con las piedras de tu Reino.

Sí, Señor;
Que no me duerma
y que, en la noche de mi vida,
mantenga encendida la lámpara de mi fe.
Abierta, sin temor alguno,
la ventana de mi esperanza
Confiada, sin ninguna fisura,
la grandeza de mi alma

QUE NO ME DUERMA, SEÑOR

¡Son tantos los que desean verme adormecido!
¡Son tantos los que insinúan
que no vendrás!
¡Son tantos los que se cansaron
de esperar!

Ayúdame, mi Señor,
a ser persona con esperanza
a esperar, con la ilusión de un niño,
el destello de la estrella
de un eterno mañana,
la noche mágica y santa
de una Navidad luminosa,
el misterio, que sin comprenderlo,
asombrará totalmente a mis ojos
al ver tu humanidad y divinidad juntas.

QUE NO ME DUERMA, SEÑOR

Y que, cuando mañana despierte,
siga mirando, por el balcón,
hacia el horizonte
sabiendo que, tarde o temprano,
llegarás
porque, pronto o tardíamente,
cumplirás lo que has prometido:
que vendrás.

Amén.